Seleccionar página

ZINC Y EL SELENIO UN GRAN COMPLEMENTO

Zinc y el selenio dos minerales de mucha importancia.

El consumo de estos dos minerales Zinc y el Selenio puede ser de gran ayuda en una variedad de enfermedades,  como problemas de vista, cerebro y muchos más, es de los primeros minerales que debemos tomar en nuestra dieta diaria, actualmente los alimentos que consumimos a diario están muy pobre en minerales, por eso este complemento alimentario es importante y primordial.

Es ideal para aquellas personas que tienen fatiga mental, notan como su rendimiento académico o índice de atención disminuye o notan como los nervios están alterados. Ademas tomar zinc y selenio  ayudará en la regulación del tiroides, hipotiroidismo y producción de hormonas.

Nuestro organismo funciona correctamente gracias a múltiples sustancias presentes en él. Dentro de estas sustancias se encuentran los macronutrientes, como las proteínas, grasas e hidratos de carbono y los micronutrientes como las vitaminas y minerales. Estos elementos químicos se encuentran en los alimentos, los cuales son necesarios para la conservación de la salud, por lo que el hombre los incorpora al organismo a través de la dieta.

Los minerales se clasifican en macroelementos, microelementos y oligoelementos, en relación a la cantidad necesaria requerida por el organismo. Si bien existen muchos minerales, hay algunos que se pueden denominar principales, es decir aquellos que son indispensables para el buen funcionamiento orgánico.

Beneficios del  Zinc y el selenio.

Selenio: Un bajo nivel de este mineral puede producir el desarrollo de enfermedades del corazón, hipotiroidismo y facilidad para contraer gripes y catarros. Este tipo de mineral participa en que el resto de funciones diarias como frenar el envejecimiento y evitar el deterioro cardíaco. También es clave para el sistema inmunitario. Las personas que incluyen en su alimentación cantidades de selenio insuficientes tienen tendencia a padecer gripe y resfriados

El zinc: Es un material presente en el suelo donde las plantas se alimentan y posteriormente es traspasado a las personas mediante la alimentación. Lamentablemente, los cultivos intensivos empobrecen el terreno, así que los alimentos tienen menor cantidad de nutrientes. Uno de los beneficios mas destacados es que regula el apetito y mejora el nivel de glóbulos blancos. Son parte imprescindible en el crecimiento y desarrollo de las personas tanto a nivel físico como mental.

El zinc y el selenio podemos encontrarlo en nuestra alimentación diaria.

Entre los alimentos que contienen estos minerales:

  • Pescados y Mariscos
  • Carne y Aves
  • Las nueces y frijoles: Las nueces brasileñas se debe consumir con moderación ya que el exceso de selenio produce perdida de las uñas, erupciones en la piel, fatiga e irritabilidad.
  • Productos lácteos: No se puede considerar a estos como alimentos con zinc y selenio de primera, y aunque cada día aparecen estudios a favor y en contra de los lácteos, pese a todos estos comentarios, los productos lácteos te dan pequeñas cantidades de estos minerales, por eso debes considerarlos como gran aporte a tu salud..

El zinc para la piel:

  • Es un mineral imprescindible que refuerza nuestras defensas.
  • Contribuye a que la piel se mantenga sana y firme.
  • Favorece la cicatrización de las heridas cutáneas y de las quemaduras, incluidas las provocadas por el sol.
  • Su importancia es tal que, en caso de déficit, aparecen cuadros graves de dermatitis (engrosamiento de la piel, enrojecimiento, picor, descamaciones).

El selenio para la piel:

  • Ayuda al sistema inmune.
  •  Previene el envejecimiento prematuro.

El zinc y el selenio son dos elementos que se requieren para la salud humana. Cada uno de estos minerales juega un papel importante en el cuerpo, y los niveles insuficientes pueden conducir a una variedad de problemas de salud. Se requiere tanto el zinc y el selenio para la función inmune saludable, lo que hace que estos nutrientes vitales para mantener el cuerpo libre de enfermedades y enfermedades comunes.  El zinc es importante para el crecimiento y desarrollo normal durante la infancia y el embarazo. El selenio es importante para la reproducción, la función tiroidea, la síntesis de ADN, y proteger el cuerpo contra el daño oxidativo y la infección

Pero si aun cuidando de una buena alimentación , te es necesario consumir este complemento, Búscalo en cualquier herboristería.
 

 Volver

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad