Seleccionar página

Músculo –Información General–

Los músculo que forman el esqueleto se encargan de dar movilidad a los huesos y al resto de las estructuras óseas. La principal característica es que tienen la capacidad de contraerse, mediante este proceso de contracción los músculos son responsables de dar movimiento al cuerpo, incluyendo los movimientos involuntarios como la contracción del diafragma pulmonar para respirar o las contracciones que producen los latidos del corazón. Todo estos procesos musculares está controlado por el sistema nervioso, aunque hay algunos músculos, como el miocardio, que pueden funcionar de forma autónoma.

Tipos de músculos

Músculo Esquelético

Los músculos esqueléticos, también conocidos como músculos estriados, son los más abundantes en el organismo anatómico humano. Son el único tejido muscular voluntario en el cuerpo humano, encargados de controlar cada acción, que una persona realiza de forma consciente, es decir dan una respuesta a los mensajes voluntarios del sistema nervioso. La mayoría de músculos esqueléticos están unidos a los dos huesos de una articulación, así que el músculo sirve para mover las partes de esos huesos que están más cercanas las unas a las otras.

En resumen los músculos esqueléticos:

  • Aportan calor
  • Permiten el movimiento y el desplazamiento
  • Generan energía mecánica
  • Protegen a los huesos y proporcionan estabilidad a las articulaciones permitiendo mantener la postura.

 

Músculo Liso

Los músculos lisos se encuentran en las paredes de los órganos internos de todo el cuerpo, dentro de órganos como el estómago y los intestinos, así como en los vasos sanguíneos. Es conocido como músculo liso porque,  a diferencia del músculo esquelético, no tiene la apariencia congregada del músculo cardíaco o del esquelético. Es el tejido muscular más débil, encargado de contraerse y mover las substancias a lo largo del órgano. Las contracciones del músculo liso son movimientos plenamente involuntarios provocados por impulsos que genera el sistema nervioso autónomo y que viajan a través del tejido muscular liso.

Existen dos tipos de músculos lisos:

  • UnitarioSon músculos lisos que se contraen rápidamente, pero no se produce un desencadenamiento de contracciones. Aquí se encuentran los músculos del útero, aparato gastrointestinal y uréter.
  • Multiunitarios. Las contracciones del músculo dependen de una estimulación nerviosa. Aquí encontramos los músculos del iris, de la tráquea y de la membrana nictitante del ojo.

Músculo Cardíaco

La pared del corazón se compone de tres capas diferentes, endocardio, miocardio y pericardio. La capa media recibe el nombre de miocardio y es el responsable de la contracción del corazón y por lo tanto del bombeo de sangre. Se encuentra solamente en el corazón, un músculo involuntario, responsable de bombear la sangre a través del cuerpo. El corazón es un marcapasos natural hecho de músculo cardíaco que envía señales a otros músculos para que se contraigan.

El músculo cardíaco se contrae dando respuesta a las señales del sistema de conducción cardíaco, para permitir el latido del corazón. Aún así, es importante saber que el músculo cardíaco, puede funcionar de forma autónoma sin control alguno del sistema nervioso. El músculo cardíaco se compone de células llamadas cardiocitos. Estas células tienen un aspecto estriado, al igual que el músculo esquelético, pero su estructura general es más corta y gruesa.

Clasificaciones de los músculos

Según su movimiento

  • Supinadores: Es un movimiento de rotación hacia el exterior. Por ejemplo, cuando rotamos las muñecas hacia fuera.
  • Abductores: Son aquellos que permiten la abducción o separación del plano de referencia. Por ejemplo, son los que nos permiten abrir las piernas.
  • Aductores: Al contrario que los anteriores, los aductores juntan el plano de referencia. Por ejemplo, son los que nos permiten cerrar las piernas.
  • Flexores: Nos permiten flexionar una articulación. Un buen ejemplo sería que son los que permiten flexionar el brazo.
  • Extensores: Los extensores en cambio, hacen todo lo contrario, nos permiten extender el brazo.
  • Pronadores: Los músculos pronadores, sin embargo, se encargan de permitir realizar un movimiento hacia el interior. Por ejemplo, nos permiten rotar las muñecas hacia adentro.

Según su forma

  • Planos: Suelen tener forma de abanico, y como su nombre indica, son planos.
  • Poligástricos: Se refiere a aquellos músculos con varios vientres musculares unidos por un mismo tendón.
  • Alargados (fusiformes): Se caracterizan por ser músculos anchos en el centro y estrechos en sus laterales.
  • Cortos: Independientemente de su forma, estos músculos suelen ser de corta longitud, como pueden ser los músculos faciales y craneales.
  • Unipeniformes: Tienen forma de media pluma y salen del lateral de un tendón.
  • Bipenniformes: Tienen forma de pluma y salen del centro de un tendón.
  • Multipenniformes: Estos músculos salen de diferentes tendones a la vez y cuentan con una organización compleja.
  • Anchos: Cuentan con un diámetro grueso y similar.
  • Bíceps: Estos músculos tienen un extremo con un tendón que se inserta en el hueso, mientras que en el otro extremo se divide en dos porciones que se insertan al hueso de forma independiente, de ahí su nombre: bi (dos) ceps (cabezas).
  • Digástricos: Constan de dos vientres musculares
  • Tríceps: En este caso, los músculos tienen un extremo en el que un tendón se inserta al hueso y en el otro extremo el músculo se divide en tres partes que se insertan al hueso.
  • Cuádriceps: La estructura es la misma que los dos anteriores, sin embargo, en este caso son cuatro los tendones que se insertan de forma independiente al hueso desde un extremo.

Según su acción en grupo

  • Agonistas: Se conocen a los músculos agonistas como aquellos que siguen una misma dirección y nos permiten realizar el mismo movimiento.
  • Sinergistas: Son aquellos músculos que ayudan de forma indirecta a realizar un movimiento, por lo que su función es parecida a los agonistas pero en menor instancia.
  • Antagonistas: Son aquellos que se oponen al movimiento de los agonistas. Cuando un músculo agonista se contrae, el antagonista se relaja y viceversa.

Según sus propiedades contráctiles

  • Músculos con fibras de tipo I (fibras rojas): Los músculos con fibras rojas son aquellos que ofrecen una mayor resistencia a la fatiga, pero cuya velocidad es inferior. Suelen utilizar más la energía oxidativa.
  • Músculos con fibras de tipo II (fibras blancas): Estos músculos en cambio utilizan más la glucosa como motor de energía. Eso es equivalente a que son más rápidos que los anteriores, aunque su nivel de resistencia es muy inferior por lo que son mucho más fatigables.

Estos son los tipos de músculos que tiene el ser humano, músculo esquelético, liso y cardíacolos demás que mencione son importante pero no mas que los tres grupos mencionados anteriormente. Es muy importante conocer al menos el nombre de cada músculo, como su clasificación. Eso te dará un mejor entendimiento a la hora de entrenar. 

 

Volver

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad