Seleccionar página

Balón Medicinal

Balón Medicinal: Es un balón esférico de cuero, plástico, entre otros. El material varía según el precio, es un accesorio de fitness que motiva mucho, porque da un nuevo impulso al entrenamiento y desarrollo físico. Permite realizar una gran cantidad de ejercicios que hacen trabajar y reforzar eficazmente los distintos grupos musculares.

Cada vez más se ve la importancia de incorporar al entrenamiento elementos dinámico,  a través de los materiales que la industria del Fitness ofrece.  Esta herramienta posibilita el fortalecimiento de los músculos al jugar con las posiciones o los lanzamientos del propio balón. Posee una serie de ventajas respecto a otros utensilios así como un gran abanico de ejercicios para escoger, la parte de  nuestro cuerpo con la que deseemos trabajar.

El origen del balón medicinal

Para llegar a su origen tenemos que retroceder hasta los años 50, que fue cuando Elizabeth Kong (una pediatra sueca) y Mary Quinton (la fisioterapeuta inglesa) lo crearon. El principal motivo para su creación fue que los pacientes con problemas ortopédicos pudieran tener el ejercicio físico adecuado para que el tratamiento de sus patologías fuera el correcto. Hay leyendas que cuentan que el balón medicinal, en una forma mucho más rústica, fue inventado hace 3000 años por los primeros atletas para trabajar la fuerza y resistencia.

Existen dos tipos de balones: con rebote y sin rebote.

Los balones con rebote se usan para que el cuerpo sirva de amortiguador ante el impulso provocado. Suele pasar en sentadillas con balón, lanzamiento a la pared, cargada… En cambio,

Los balones sin rebote son muy usados en el CrossFit para hacer entrenamientos más duros. Por ejemplo, realizar flexiones con una mano sobre el balón y cambiar de mano de apoyo  pasándolo con un manotazo (porque rodar, tampoco ruedan).

Qué beneficios nos aporta?

  • Tonificación. Si realizas ejercicios como planchas o flexiones sobre el balón, lógicamente verás cómo mejora tu equilibrio. Y el peso de cada balón también será parte de esa mejoría. Muchos usan también el balón en ejercicios aeróbicos, por lo que hará que mantengas un mejor sistema cardiovascular y notarás que pierdes peso ganando tonificación.
  • Coordinación y equilibrio: El primer beneficio está ligado a la técnica que se debe ejecutar para controlar el balón en sus distintas fases del movimiento. El trabajo más clásico en los entrenamientos es el descender con él como en una sentadilla, y luego pararse explosivamente hasta lanzar el balón una vez que se elevan por completo los brazos. Pero la técnica no termina ahí, la dificultad radica en la recepción amortiguada del balón a través de una nueva sentadilla. Esta posición nos ayuda a trabajar el equilibrio.
  • Fuerza: Relacionado con el mismo ejercicio anterior, además del equilibrio, el uso del balón medicinal conlleva un trabajo de fuerza propio de la elevación del mismo. Cabe señalar que existen balones con distinto peso, para cada nivel de exigencia, lo cual ofrece la posibilidad de aumentar progresivamente las cargas en el entrenamiento. Por supuesto, puedes usarlo en tus entrenamientos de fuerza como si de una pesa más se tratara; jugando con la ventaja de que tendrás menos lesiones y mejorará la resistencia de tus articulaciones
  • Sistema cardiovascular: Si se ejercita con bajo peso y ejercicios constantes, es posible trabajar aeróbicamente, aportando al desarrollo del sistema cardiovascular.
  • Trabajo combinado: El balón medicinal se puede combinar con ejercicios de HIIT o crossfit, trayendo consigo rutinas más completas y dinámicas.
  • Articulaciones: El uso del balón medicinal obliga a desarrollar un trabajo muy intenso con las articulaciones. Esto ayuda a que estén más fuertes y a prevenir el daño articular.
  •  Relajación. El trabajo con este implemento conlleva un componente lúdico y contribuye a eliminar tensión.

Es un entrenamiento que trabaja en distintas condiciones simultáneamente. No solo tus músculos se ven beneficiados, sino que al  mismo tiempo compromete a tu sistema anaeróbico de tal manera que también servirá para entrenar tu metabolismo e implicar a los sistemas cardio-vasculares dándole la intensidad que deseas.

Recomendaciones.

Es importante que escojas un balón con un peso adecuado a tu actividad; en caso contrario, la técnica del ejercicio puede verse afectada en el desarrollo y provocarte algún dolor. Si en tu gimnasio no cuentan con alguno, optar por su compra para trabajar en casa puede ser una buena idea.  Los precios oscilan entre 13 y 30€, dependiendo también de la marca, el peso y el tipo de balón.

Utilice pelotas más pequeñas y ligeras para el entrenamiento de velocidad y pelotas más pesadas para la fuerza-velocidad y/o entrenamiento de fuerza. La pelota debe ser lo suficiente pesada para disminuir visiblemente su movimiento, pero no tan pesada al grado que pierda el control, precisión o amplitud de movimiento. Si comienza a perder el control coordinado de la pelota al final de su entrenamiento, quiere decir que la pelota es demasiado pesada.

Para gozar de una buena salud y aptitud, haga todo lo posible para incluir un programa de ejercicio completo que incorpore una amplia variedad de ejercicios para evitar estancarse, cuando un ejercicio se hace fácil de realizar, aumente la intensidad y/o intente con otro ejercicio para seguir desafiando su cuerpo.

La salud y bienestar ya no son algo habitual, la tasa de obesidad está aumentando vertiginosamente, la esperanza de vida disminuye y predominan las enfermedades crónicas. La única forma de revertir esa tendencia es a través de la educación y ejemplo personal. Empieza por ti mismo y seguro más personas querrán seguir tu estilo de vida, una vida saludable.

Volver

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad