Seleccionar página

 Cúrcuma descubre lo maravillosa que es…

Cúrcuma es una especia  cálida, de gran aroma y sabor que procede de la raíz de carne naranja de una planta herbácea perteneciente a la familia de las zingiberáceas, conocida científicamente con el nombre de Cúrcuma longa, la cual proviene del sur de la India y de Indonesia.

En la actualidad se cultiva en muchas otras regiones cálidas y húmedas. Se usa desde hace más de cuatro mil años en la gastronomía y también en la medicina, para el tratamiento y alivio de diversas enfermedades.

Cúrcuma propiedades y beneficios

  • Ayuda a cuidar el hígado naturalmente

Se convierte en una especia ideal a la hora de proteger el hígado de manera totalmente natural, gracias a la presencia de curcumina, ácido cafeico, borneol, eugenol y turmenona, todas sustancias con acción hepatoprotectoras  ayudan a proteger las células del hígado.

  • Problemas de estómago

Al igual que otras especias picantes, la cúrcuma es una buena aliada para algunos trastornos digestivos, ya que estimula las secreciones y ayuda a la digestión. Se recomienda a personas con dispepsia, falta de apetito, gastritis o digestión lenta. Esto se debe a sus principios activos, que ayudan a producir más jugos gástricos y pancreáticos y sirven, a su vez, para equilibrar el pH en estos órganos.

  • Para evitar la flatulencia

Esto es debido a que la cúrcuma es carminativa; ayuda a eliminar los gases que se alojan en el intestino. Se aconseja para evitar cólicos intestinales y flatulencia; también para la atonía estomacal.

  • Problemas hepáticos

La cúrcuma es un excelente tónico biliar que protege las funciones del hígado. Esto es así por la curcumina. La curcumina es un compuesto que le otorga su característico color amarillo anaranjado.

También posee otras sustancias muy buenas para este órgano ya que ayuda a eliminar las piedras en la vesícula biliar, es antiinflamatoria, favorece el drenaje hepático y es eficaz para poder digerir mejor las comidas copiosas. Se recomienda en pacientes con cirrosis, ictericia, trastornos hepáticos y de vesícula.

  • Depresión

Desde hace miles de años, esta especia ha sido utilizada por la medicina tradicional china para curar y tratar la depresión y otros trastornos psicológicos o afectivos. La cúrcuma tiene muchos componentes estimulantes del sistema nervioso y, además, ofrece efectos positivos para el sistema inmunitario y los estados de ánimo. Sirve también para atenuar las consecuencias del estrés.

  • Embellece la piel

Entre las propiedades positivas para la piel que se atribuyen a la cúrcuma, se encuentran la reducción de las arrugas y de la inflamación de la cara, la mejora de la piel grasa, la inhibición del crecimiento del vello facial, la prevención del acné producido por bacterias y virus, la exfoliación de la piel y la eliminación de la caspa. vemos que contiene una barbaridad de beneficios para tener una piel hermosa y radiante.

  • Regula el ciclo menstrual

Se atribuyen a la cúrcuma diversas propiedades beneficiosas relacionadas con la menstruación. Además de ayudar a normalizar los ciclos irregulares y los niveles de hormonas, aumenta el flujo y reduce el dolor, como el que se produce en el síndrome premenstrual.

Cuando hablamos de la cúrcuma, podemos referirnos a la planta que es familia de las Zingiberáceas, relacionada directamente con el jengibre, aunque en nuestro caso particular, nos referimos concretamente al rizoma de cúrcuma que se usa molido como especia y colorante en la cocina.

  • Para proteger el corazón

Las investigaciones han demostrado que consumir cúrcuma ayuda en la salud cardiovascular. A su vez, sirve para reducir el colesterol y el nivel de triglicéridos en la sangre de manera natural; del mismo modo, previene ataques cardíacos.

  • Problemas respiratorios

La cúrcuma se utiliza en Asia para tratar la bronquitis de manera natural, por su acción antiinflamatoria. Es adecuada para el tratamiento de la EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica), por sus cualidades antioxidantes.

  • Ayuda a adelgazar

Si se usa como condimento de forma habitual, la cúrcuma contribuye a bajar de peso porque inhibe el crecimiento del tejido graso y dificulta la lipogénesis, es decir, la conversión de azúcares en ácidos grasos.

En cualquier caso, la evidencia científica en cuanto a las propiedades adelgazantes de la cúrcuma todavía es poco sólida, por lo que no podemos afirmar que sea verdaderamente útil en este sentido.

  • Adecuado en la prevención del cáncer

Contiene 10 componentes con acción anticancerígena, entre ellos destacan la curcumina, betacarotenos, curdiona, limoneno y curcumenol. También ayuda a reducir los efectos de los medicamentos que habitualmente se prescriben en el tratamiento del cáncer.

Té de cúrcuma –Preparación–

Pon el agua en un cazo y cuando entre en ebullición añade la cucharadita de cúrcuma. Baja el fuego, tapa y deja en reposo durante 15 minutos. Pasado este tiempo filtra o cuela la bebida, añádela en una taza y endulza al gusto.

Contraindicaciones…

  • Enfermedades del hígado: especialmente en caso de alguna enfermedad grave hepática. Debemos tener en cuenta que la cúrcuma es un suplemento con cualidades hepáticas, pero ante cualquier enfermedad ésta siempre debe ser tratada por el médico.
  • Cálculos en la vesícula biliar: el consumo de cúrcuma puede ocasionar dolorosos cólicos en caso de piedras en la vesícula.
  • Antes de una intervención quirúrgica: dado que la cúrcuma puede afectar a la coagulación sanguínea no se aconseja su consumo antes de una intervención quirúrgica.
  • Embarazo y lactancia: durante el embarazo la cúrcuma puede tener un efecto emenagogo (favorece y aumenta la menstruación). Por otro lado, no existe la seguridad suficiente para asegurarse de que pueda afectar a la lactancia.

 

Volver

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad