Seleccionar página

Alcachofa Maravillosa y nutritiva.

Alcachofa – Desde la antigüedad, ya se consumía por su sabor y por su aporte de nutrientes, antioxidantes, minerales, vitaminas, etc. Los griegos y los romanos  la consumían por sus propiedades nutritivas que habían descubierto desde aquel entonces.   A lo largo de la Edad Media también solía consumirse pero era un alimento muy caro, por el que se pagaban grandes cantidades de dinero. Eso era un impedimento para su consumo, pero aún así se esforzaban por adquirir esta hortaliza maravillosa.

Actualmente se cultiva en muchos lugares del mundo, lo que hace accesible,  para todo aquel que necesite de su consumo, nadie se puede privar de ella, todos podemos disfrutar de este rico y sano alimento, está repleto de buenas propiedades para la salud.

Beneficios de la alcachofa

  • Las propiedades digestivas de esta hortaliza la convierten en un remedio natural ideal, para tratar enfermedades como el exceso de ácido úrico, el reuma y los problemas de cálculos en la vesícula biliar.
  • La alcachofa reduce los triglicéridos en sangre, por lo que se hace realmente valiosa para combatir nuestro colesterol, ya que nos ayuda a reducir el malo (LDL) y aumenta el bueno (HDL).
  •  Un excelente depurativo para ayudar a nuestro organismo a expulsar las diferentes toxinas y sustancias que no necesita.
  • Reduce la acidez y el dolor estomacal.
  • Regula estados de diarreas, estreñimiento y vómitos.
  • Ayuda a equilibrar los niveles de colesterol.
  • Por su composición, es un excelente preventivo de la arterioesclerosis.
  • Es un alimento energético que ayuda a estar activo en dietas de adelgazamiento.
  • Produce sensación de saciedad, una cualidad excelente en dietas de adelgazamiento.

La forma ideal para tomar la alcachofa es al vapor y cocidas…

  • Antes de su cocinado, hay que limpiarlas y recortarlas un poco:  el tallo y la piel del exterior.
  • Para cocerlas, se ponen en una olla con agua y se añade luego el jugo de 1 o 2 limones.
  • A continuación, se tapa la olla y cuando el agua comience a hervir se dejan unos 30 o 40 minutos a fuego lento.

Uno de los grandes problemas para el hervor de las alcachofas es su rápida oxidación. Al quitarles las hojas, se ponen negras muy rápidamente. Por ello es útil tener a mano el limón y frotarlas con él.

sabias que…

  • Contiene cinarina, que es una sustancia que estimula la secreción de bilis, que favorece la digestión de las grasas. ¡Pero ojo! La grasa que estás ingiriendo en ese momento, es decir, mientras comes las alcachofas, no la que tienes almacenada en el cuerpo.
  • Es rica en fibraayuda a reducir la glucosa en sangre al mismo tiempo que protege contra el estreñimiento.
  • Posee fitoesteroles, que contribuyen a controlar los niveles de colesterol en sangre.
  • Cuenta con flavonoides (quercitin y rutin), que protegen contra las enfermedades cardíacas y favorecen la acción antioxidante.
  • Tiene inulina, que es un carbohidrato que se metaboliza lentamente en el organismo formando fructosa en lugar de glucosa. La fructosa es un azúcar que se puede asimilar sin la necesidad de insulina, lo que convierte a la alcachofa en un alimento especialmente favorable para personas con diabetes.
  • Además, la alcachofa contiene fósforo, hierro, magnesio, calcio y potasio así como diversas vitaminas, entre las que destacan la vitamina B1, la vitamina C y la niacina.

¿POR QUÉ SE UTILIZA TANTO EN LAS DIETAS?

La alcachofa tiene menos de un 1% de grasa y poca cantidad de hidratos por lo que su valor calórico es muy bajo.

Como ya hemos comentado anteriormente, ayuda en la digestión de las grasas y esa cualidad es, precisamente, la que se confunde muchas veces con su capacidad de “quemar grasas”, pero no son procesos equivalentes.

Ningún alimento, por muy beneficioso que sea, puede ayudarnos ni a a bajar de peso ni a estar bien por dentro, sino que se requiere un estilo de vida sano que conjugue ejercicio físico con una dieta variada y equilibrada.

Contraindicaciones de la alcachofa.

Como cualquier alimento con capacidades medicinales, existen casos en el que el consumo de alcachofa no es recomendable y hace necesaria una consulta a su médico antes de ingerirla en cantidades moderadas o altas.

  • No se aconseja el consumo de alcachofa en casos de piedras (cálculo) biliares.
  • Piedras en el riñón, tampoco es recomendable un consumo excesivo de alcachofa.
  • Puede disminuir la producción de leche en mujeres que den pecho.
  • No es recomendable en casos de depresión.

Tienen un efecto dañino sobre el tejido hepático si no se toman en las dosis adecuadas o en tratamientos prolongado. En cualquier caso, los nutricionistas recomiendan la inclusión de esta verdura de temporada en nuestra dieta, como alimento saludable. Pero nunca esta demás que exploremos un poco los pro y los contra, en cuestiones de salud  siempre debe haber una prudencia. Nuestra cuerpo es un templo que debe ser cuidado como tal.

Volver

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad