Seleccionar página

Cortisona ¡¡conoce todo sobre ella!!

La cortisona es un compuesto esteroideo que se puede comparar con la corticosterona un compuesto que deriva del cortisol, los niveles de cortisol de un individuo se incrementan cuando se encuentra bajo una situación de estrés , problemas, el trabajo, discusión todo este situaciones que se den de una forma constante.

El cortisol se produce junto con otras hormonas en las glándulas suprarenales, ubicadas encima de nuestros riñones. En este grupo de hormonas esta el grupo de los glucocorticoides, donde se encuentra la cortisona o cortisol, que estimulan la glucosa y evacuan proteínas de todos los tejidos menos el hígado, además de  grasas del tejido adiposo hacia la sangre.

Sabias que …..

El cuerpo produce naturalmente corticoides, en el córtex de las glándulas suprarrenales. Estas corticoides influyen decisivamente, en el funcionamiento de músculos, huesos, corazón, etc, manteniendo el equilibrio entre fluidos y electrolitos. También tienen efectos, en el metabolismo de las grasas, carbohidratos y proteínas.

La cortisona, si no es producida naturalmente, se tiene que suplementar en forma de medicamento, para tratar los síntomas producidos, por el brusco descenso de los corticoides en nuestro organismo. Asimismo, colaboran a que se libere una gran cantidad de sustancias que provocan inflamación.

Funciones en nuestro organismo:

  • Son hormonas segregadas para controlar nuestros sistemas de emergencia. Regulan la capacidad de reacción de nuestro organismo ante una crisis o ataque. Igual que la adrenalina, son hormonas fundamentales en casos extremos desde un punto de vista emocional o físico.
  • Se encargan principalmente del metabolismo de proteínas, carbohidratos y grasas para obtener glucosa (energía para el organismo).
  • Regulan el equilibrio de agua y electrolitos (iones de sales minerales como el potasio o el sodio) en nuestro cuerpo.
  • Aumenta los niveles de glucosa en sangre. Esto puede producir diabetes, ya que inhibe la secreción de insulina
  • Suprimen la actividad de nuestro sistema inmunológico. Por ejemplo cuando aumenta la cantidad de cortisol y adrenalina en sangre (por el estrés entre otras causas), disminuye drásticamente la cantidad de glóbulos blancos que protegen nuestro organismo.
  • Además de estas tareas principales, el cortisol y la cortisona intervienen en otros tantos mecanismos fisiológicos, como la presión sanguínea o la fertilidad.
  • El cortisol puede aumentar hasta 10 veces su nivel en el organismo en casos de estrés, por lo que también es conocida como la “hormona del estrés”.
  • Tienen un gran efecto antiinflamatorio. La cortisona tiene un leve menor efecto antiinflamatorio que el cortisol ya que 20mg de cortisol equivalen a 25mg de cortisona aproximadamente. En nuestro organismo de forma natural tenemos menores niveles de cortisona que de cortisol.

¿Para qué se utiliza la cortisona?

  • Inflamación o hinchazón de una determinada parte del cuerpo. Su mecanismo de acción incluye una respuesta antiinflamatoria generalizada.
  • Enfermedades de carácter autoinmunitario.
  • Alteraciones respiratorias entre las que se incluye el asma y otros trastornos de tipo crónico.
  • Reacciones alérgicas a un factor determinado. También se utiliza para tratar las reacciones alérgicas crónicas. Por ejemplo, es el caso del edema de Quincke. En otras ocasiones el equipo médico utiliza los fármacos con esta hormona a modo de prevención de estas complicaciones.
  • Problemas relacionados con las características de los ojos.
  • Trasplantes (que pueden ser de una gran cantidad de estructuras corporales). Así, el sistema inmunológico del paciente sometido a la operación se encuentra debilitado. Aunque pueda parecer una desventaja, de esta manera se reducen considerablemente las probabilidades de un rechazo al nuevo tejido recibido.
  • Algunas clases de cáncer. Normalmente se tratan linfomas o la leucemia pero podemos encontrar la cortisona en el tratamiento de otros tipos de tumores. Asimismo, se puede llegar a administrar para solucionar la inapetencia (falta de apetito), las náuseas y los vómitos en pacientes con estos trastornos.
  • Enfermedades de la piel.
  • Dolores de articulaciones. Estas molestias pueden aparecer en una gran cantidad de trastornos como la artritis, el codo de tenista o la bursitis.

¿Cómo funciona la cortisona?

La cortisona es capaz de reducir la actividad del sistema inmunológico, que se encarga de la defensa de nuestro organismo frente a agentes extraños. De esta manera, se genera una respuesta inmunodepresora en el paciente.

Por eso, durante las situaciones de estrés prolongado somos más propensos a contraer infecciones de todo tipo. Cuando se inhibe el sistema inmune, los microorganismos que normalmente serían eliminados por los mecanismos de defensa del cuerpo proliferan y colonizan los tejidos.

Esto explica que el uso prolongado de corticoides o las personas con inmunodeficiencia presenten mayor facilidad para padecer infecciones producidas por gérmenes atípicos. La duración de la infección es mayor que en una persona inmunocompetente (es decir, con el sistema inmune funcionando correctamente) y hay riesgo de reinfectarse después del tratamiento.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la cortisona?

si el uso de este tipo de medicamentos superan ese tiempo es posible que la persona presente:

  • Retención de líquido que puede provocar una inflamación o hinchazón de los tobillos y los pies. También puede favorecer la formación de edemas en el organismo.
  • Irritabilidad anormal.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor de cabeza (cefalea) que puede aparecer junto a mareos ocasionales e incluso desmayos.
  • Complicaciones relacionadas con la osteoporosis, sobre todo en personas mayores. Durante esta enfermedad los huesos son más débiles y se fracturan de manera más frecuente.
  • Formación de úlceras a nivel estomacal y sensación de ardor en este órgano.
  • Insomnio o dificultad para dormir.

Genera tu propio cortisol –Naturalmente–

  • Reduce el estrés de tu vida, pues esta es una de las causas que mas propicia el mal funcionamiento renal y suprarenal.
  • Prueba practicar yoga, taichi, meditación, ejercicios de respiración, etc., todo lo que ayude a que tu organismo se sienta liberado del exceso de energía y puedas concentrarte de forma más tranquila en tus actividades.
  • No permitas que el tiempo te acapare con prisas, aprende a hacer las tareas con tranquilidad y paciencia, no hagas muchas tareas a la vez, ve despacio y trata de disfrutar todo lo que haces.
  • Evita comer cosas chatarra como refinados y procesados los cuales desnutren los tejidos y funciones del cuerpo.
  • Bebe al menso 2 litros de agua al dia para mantener a tus riñones saludables.
  • Bebe un jugo de piña con perejil, limón y alfalfa diariamente para ayudar a barrer exceso de toxinas del cuerpo y a nutrir tus tejidos.
  • Trata de dormir al menos 7 u 8 horas diarias. El cuerpo produce cortisol mientras duermes, si duermes mal o tu cuerpo se desvela a menudo, o tiene un sueño interrumpido, el cortisol faltara en tu cuerpo y tenderas a enfermarte más fácilmente.
  • Pon un ambiete agradable en tu lugar de descanso, y trata de aisalrte de los ruidos fuertes. Pon musica tranquila y lee en las noches cosas agradables y que te ayuden a ver la vida de formas más grandiosas.
  • Evita ver películas de acción, miedo o que te estresen en la noche, así como noticias o programas de polémica. . Ver las noticias puede estresarte y ponerte a pensar mucho cuando duermes.
  • El consumo de cítricos y vegetales verdes crudos incrementa los niveles de cortisol. Con esto ayudaras además a que tu organismo este bien depurado.
  • Los alimentos muy grasosos y el azúcar blanca o refinada inhibe la producción de cortisol.
  • El consumo de regaliz ayuda a aumentar los niveles de cortisol en el cuerpo poco a poco. Puedes buscar suplementos de regaliz en tiendas naturistas o herbolarias.
  • Evita discutir o comer cuando estes enojado o ansioso, pues esto es muy nocivo para tu organismo y sistema nervioso.

Sigue estos últimos consejos te serán de suma ayuda para que puedas hacer trabajar a esta hormona que tanto malestar provoca, aquí tenemos una clara evidencia como un estilo de vida saludable puede ayudar a mejorar tu vida, la alimentación, práctica de ejercicio, todo ello suma para que tu cuerpo pueda generar suficiente cortisona y no tengamos que recurrir a la suplementación de medicamento, porque sus efectos secundarios a largo plazo afectan en gran medida.. así que ya sabes a buscar alternativas naturales, no olvidando que esto no sustituye radicalmente un tratamiento, solo la ayuda a sobrellevar..

 

Volver

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad