Seleccionar página

¿Qué es una fitball y por qué se aconseja utilizarla?

Fitball es una superficie inestable que tiene como función principal actuar sobre los mecanismos propioceptores. Los propioceptores son un conjunto de receptores y nervios que están principalmente localizados en los músculos, articulaciones y tendones. Estos mecanismos son responsables de informar al Sistema Nervioso Central sobre la posición de las articulaciones y el nivel de tensión necesario para mantenerlas estables. En este sentido, es muy importante desarrollar estos mecanismos para que puedan mejorar sus funciones.

El Fitball esta hecho de vinilo de PVC, este material aporta elasticidad y moldeamiento, lo que permite realizar muchos tipos de ejercicios adaptando la pelota a la persona que la utiliza en cada momento. Existen varios tamaños, generalmente tres y se diferencian por colores, por tanto, deberás elegir la que mejor se adecué a tu altura. El diámetro de una fitball puede variar entre los 45 y los 85 centímetros.

Es tiempo de tonificar…

Cuando las técnicas convencionales de ejercicios se vuelven agotadoras y poco efectivas, quizá te convenza practicar un entrenamiento menos complicado, como el fitball, una interesante alternativa que promete darte buenos resultados.

Se realiza en secciones de 1 hora, como mínimo, tiempo en el cual se hace un calentamiento previo, luego se inicia la rutina de ejercicios y para finalizar se ejecutan algunos estiramientos. Basta con tener una hora para conocer el nivel de relajación al que puedes llegar, sin duda es interesante ver cómo los músculos comprometidos en la prevención de lesiones como lumbares por ejemplo, son trabajados de manera simultánea favoreciendo el equilibrio corporal.

Beneficios de entrenar con fitball que te sorprenderán

  • Mejora tu postura. Una buena postura disminuirá las probabilidades de lesionarnos durante el ejercicio y mejorará nuestro equilibrio y agilidad, el poder conseguir una  postura corporal correcta  eso se traduce en bienestar.
  • Mejora tu equilibrio. Los músculos estabilizadores rodean las articulaciones protegiéndolas de lesiones y los músculos neutralizadores garantizan movimientos suaves y coordinados. El fitball mejora la función de ambos tipos de músculos. Una buena postura y la habilidad para luchar contra la gravedad contribuirá a una salud del sistema musculo-esquelético a largo plazo y mejorará tu estabilidad durante ejercicios de levantamiento de peso libre.
  • Activación del sistema nervioso. Esta activación nos ayudará a mejorar nuestra capacidad para adaptarnos al constante cambio donde nos apoyamos.
  • Fortalece los abdominales. Requiere un constante uso de la musculatura abdominal, la cual no usarás en entrenamientos con máquinas o peso libre. Además de fortalecer el centro de gravedad de tu cuerpo podrás tonificar tus abdominales y músculos de la espalda.
  • Herramienta para rehabilitación. Al ser una superficie inestable, sentarnos, balancearnos o ejercitarnos sobre el fitball activa patrones de actividad motora. Esto es particularmente beneficioso para aquellas personas que se han sometido a una operación de espalda, poseen problemas discales, lumbares, etc.

Recomendaciones.

Antes de empezar a practicar el fitball acostúmbrate a la forma de la esfera para no caer de ella en plena clase de ejercicios. Si tienes dudas sobre la proporción entre su tamaño y tu estatura prueba sentándote sobre ella y observa si tus piernas hacen un ángulo de 90º.

Te cuidado con la posición de tus piernas o rodillas mientras las flexionas, tus pies deben mantenerse siempre hacia adelante para no exigirte movimientos incómodos que en un corto plazo signifiquen una lesión.

Si nunca antes has usado un fitball, debes comenzar a practicar poco a poco para ir ganando estabilidad y que tu cuerpo vaya acostumbrándose a apoyarse de esta manera tan particular, durante largos periodos de tiempo sin fatigarse. Como tus músculos ganarán fuerza y resistencia al acostumbrarse a esa postura, se nos hará más fácil usar el fitball durante periodos de entrenamiento más largos.

Antes de comenzar a entrenar con fitball asegúrate de haber entendido correctamente las instrucciones para evitar malas posturas o cometer errores que pudieran causarte dolor muscular. Una buena opción es acudir a clases de fitness dirigidas por un profesional para recibir las pautas básicas que necesitas.

Como es un ejercicio de bajo impacto, se puede realizar en cualquier momento y a cualquier edad, además no es necesario que el practicante de este adiestramiento tenga una preparación anterior, es decir, puede hacerlo un principiante o una persona amante de la cultura física; pero aún así, sí considera necesario el acompañamiento de un entrenador personal, es válido, porque le dará mayor seguridad.

 

Volver

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad