Seleccionar página

Piña una fruta maravillosa con mucho beneficios.

La piña o ananá es una fruta jugosa y aromática que podemos encontrar durante todo el año y que, por su delicioso sabor dulce, combina a la perfección con entrantes y ensaladas. Cuando está en su punto exacto de maduración, la piña pasa de un color verde a su amarillo característico. La piña debe ser consumida cuando está madura ya que en este momento contiene todos los nutrientes activos”.  “En caso de ser envasada, mejor en su jugo, ya que tiene menos calorías que las envasadas con jugos azucarados

Nativa de América del Sur, Fue Cristóbal Colón quien la trajo a España en 1493 después de su segundo viaje y fueron los exploradores españoles los que le dieron el nombre de piña por su parecido con el fruto del pino. Su sabor, su fragancia y su aspecto pronto ganaron adeptos, pero su cultivo no dio el resultado apetecido. Por este motivo, tanto españoles como portugueses decidieron cultivarla mejor en sus colonias.

Durante mucho tiempo, esta fruta fue apreciada por las clases nobles y exaltada como símbolo de elegancia y hospitalidad. Pero no fue hasta comienzos del siglo XVIII, cuando se consiguieron los primeros cultivos en Holanda e Inglaterra y poco a poco se extendieron por casi toda Europa, empleando en muchos lugares invernaderos con el fin de adecuar la temperatura y así facilitar su cultivo.

La piña contiene:

  • Vitaminas: vitamina C, B1, B6, B9 (ácido fólico) y un poco de vitamina E.
  • Minerales: Potasio, fósforo, magnesio, yodo, cobre y manganeso, entre otros.
  • Ácidos: Ácido cítrico, ácido málico, ácido oxálico y enzima bromelina.

En cuanto al resto de su composición, posee alrededor de un 11% de hidratos de carbono, la mayor parte de los cuales son azúcares de asimilación rápida (sacarosa y fructosa). Apenas contiene grasa y proteínas, lo que la convierte en una aliada en dietas de adelgazamiento y control de peso. La piña aporta unas 50 calorías por cada 100 gramos, aunque en almíbar ligero su aporte puede aumentar levemente. Los almíbares concentrados añaden alrededor de 30 calorías, por lo que es recomendable tomarla en su jugo.

Beneficios.

  • Reduce el riesgo de hipertensión

La hipertensión se origina cuando demasiada fuerza se ejerce sobre las paredes arteriales, mientras que la sangre circula. Una forma de combatir esto es consumir una gran cantidad de potasio y una pequeña cantidad de sodio en tu dieta para bajar la presión arterial. Las piñas son excelentes para la hipertensión, ya que una taza de piña contiene alrededor de 1 mg de sodio y 195 mg de potasio.

  • Acción depurativa y adelgazante.

Es un buen diurético, la cual ayuda a eliminar el agua del cuerpo, por ello está indicada para prevenir la formación de edemas y retención de líquidos. Esta cualidad es útil para perder peso y también para actuar ante el problema de la celulitis. También tiene efectos antiinflamatorios.

Gracias a su contenido en fibra la piña también tiene propiedades laxantes, por lo que combate de manera eficaz problemas de tránsito intestinal y estreñimiento. Entre sus propiedades está la de reducir el hambre. Nos ayuda a sentirnos más llenos, tanto después de una comida para evitar picotear postres muy calóricos, como tomada quince o veinte minutos antes de comer, para que saciemos algo el apetito y evitar así comer compulsivamente.

Debido a su sabor dulce, esta fruta es especialmente recomendable como sustitutiva de otros alimentos que pueden apetecernos entre horas o en estados de estrés y ansiedad. Incorporar una gran cantidad de piña en las comidas te ayudará mucho en la pérdida de peso ya que la piña puede hacer que te sientas lleno sin ofrecerle un gramo de grasa a tu cuerpo.

  • Impide la placa bacteriana y ayuda a mantener los dientes sanos.

Impide que se forme placa bacteriana en los dientes gracias a la alta cantidad de vitamina C que contiene y por lo tanto evitar muchas enfermedades de las encías.

  •   Ayuda a cura el estreñimiento y el movimiento de intestino irregular

La piña es rica en fibra, muy eficaz para curar el estreñimiento y el movimiento de intestino irregular.
  • Ayuda a mantener la piel hermosa

La piña contiene enzimas que hacen que la piel se vuelva más elástica, y mejora la hidratación de la piel, al mismo tiempo elimina las células dañadas o muertas, nos ayuda a lograr una tez clara y brillante. Las enzimas de la piña luchan además contra los radicales libres y pueden disminuir manchas y líneas finas.

  •  Fortalece el sistema inmune

La piña contiene una enzima llamada bromelina. La bromelina es un anticoagulante natural y también hay evidencias de que puede provocar cambios beneficiosos en los glóbulos blancos de la sangre, por lo tanto mejora la función inmune.

  • Excelente para proteger la tiroides y el sistema nervioso

La piña es una excelente fuente de vitamina C, yodo, magnesio, fósforo y calcio, útiles para la tiroides y las células nerviosas.

  •  Combate la ateroesclerosis, enfermedades cardíacas y diabetes

La vitamina C aporta al organismo una protección frente a radicales libres (sustancias que atacan a las células sanas). La acumulación de radicales libres pueden ser los causantes de provocar ateroesclerosis y enfermedades cardíacas o diabetes.

  • Es una excelente fuente de manganeso

La piña también es una excelente fuente de manganeso, un mineral esencial para la producción energética de algunas enzimas. Tiene grandes cantidades de tiamina (vitamina B1), muy importante para que estas enzimas produzcan esa energía. La piña aporta hierro, azufre y potasio, que favorecen la actividad de las hormonas sexuales y ayudan a generar enzimas.

Uso Medicinal.

Entre las propiedades medicinales del fruto, la más notable es la de la bromelina, que ayuda a metabolizar los alimentos. Una enzima similar a las enzimas digestivas que ayuda a digerir las proteínas. La bromelina de naturaleza proteica como el resto de las enzimas, realiza su acción en el estómago y en el intestino, facilitando la digestión de las proteínas. Esta enzima rompe la molécula de proteína para dar otras más pequeñas y libera aminoácidos que son absorbidos por el organismo. Su acción es tal que la industria alimentaria emplea la bromelina para ablandar las carnes.

Sin embargo, la bromelina se desactiva con la temperatura, por lo que es difícil que esté presente en la piña conservada o enlatada, que han sido sometidas a la acción del calor. Para apreciar las propiedades de la bromelina, es necesario tomar la piña fresca.

Es proteolítico, digestivo: la bromelina es un fermento digestivo comparable a la pepsina y la papaína. Antiinflamatorio, hipolipemiante, antiagregante plaquetario. Diurético, vitamínico, de gran valor nutritivo. Agente de difusión, detergente de las llagas. Indicado para dispepsias hiposecretoras, reumatismo, artritis, gota, urolitiasis, arteriosclerosis. Bronquitis, enfisema, asma, mucoviscidosis.

En uso tópico: Limpieza de heridas y ulceraciones tróficas. El corazón de piña se ha preconizado como coadyuvante en regímenes de adelgazamiento, por su contenido en fibra, con acción saciante y ligeramente laxante.

La alta concentración de bromelina en la cáscara sirve para aliviar infecciones laríngeas y faríngeas, así como en uso tópico para la cistitis y otras infecciones. Con arreglo a estas propiedades la bromelina se prescribe en medicina natural en forma de comprimidos y se habla de sus excelentes resultados en el tratamiento de la artritis reumatoide y en obesidad, entre otras patologías.

No obstante, es necesario tener en cuenta que el consumo de piña no se recomienda en personas que sufren de úlcera gastroduodenal y gastritis debido a su contenido en ácidos y por su capacidad de aumentar la producción de jugos gástricos lo que ocasionaría un empeoramiento de la sintomatología.

Volver

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad